Sobre nosotros

Sobre nosotros

Somos Marisol Coria y Luis Cordón y te damos la bienvenida al mundo de la terapia floral con FLOWEU:

UNA EMPRESA NATURAL, HECHA CON CORAZÓN

Hoy las flores de Bach son un aliado para mí, mi familia y mis clientes.

Las flores de Bach ayudan a entrar en equilibrio, crear y ampliar la conciencia, nos ayudan a nivel físico, mental y emocional, nos abren un camino para escuchar nuestra intuición y la parte más sana de uno mismo.

Soy Marisol Coria, Profesional en el área de la salud emocional, Psicóloga y Terapeuta Floral.

En el camino entendí que una de mis misiones de vida es acompañar a las personas a ser más plenas, así inicié mi labor como psicóloga.

He trabajado con miles de personas de múltiples culturas, generaciones y nacionalidades, incluyendo a poblaciones vulnerables como madres adolescentes, embarazadas y sus bebés, en protección a la infancia, víctimas de diversos delitos y con personas saludables que quieren tener una mejor calidad de vida.

Me encanta acompañarlos a encontrar la mejor versión de sí mismos.

Mi apuesta para acompañar al otro ha sido: La formación profesional y mi proceso terapéutico personal, en este camino encontré maravillosas personas, amigos, compañeros, maestros, y herramientas preciosas en el acompañamiento terapéutico. Con toda la aventura que conlleva.

FLOWEU: UNA HISTORIA DE AMOR

Te cuento un poco como inicié mis andanzas con las flores de Bach...

Marisol Coria Floweu
MARISOL CORIA

Descubrí las flores por un tema físico, tenía gripa y soy reacia a tomar medicina, una compañera me dió un frasco con flores y yo, sin creer en ellas, me las tomé. A la mañana siguiente me sentía descansada, tranquila, con energía para volver a mi trabajo. Me dió mucha curiosidad las esencias. Con la ayuda de mi amiga y de manera autodidacta fui aprendiendo de las flores de Bach.

En aquel tiempo yo trabajaba en Atención a Víctimas de delitos Federales. Ahí un caso era tan crudo y complicado como el otro, entonces empecé a experimentar las flores con pacientes de más confianza y los resultados eran geniales, los procesos que normalmente duraban un año, se gestionaban en seis meses.

Entonces tomé la decisión de ir a formarme a España, con uno de los mejores referentes del mundo en Terapia Floral de Bach: Ricardo Orozco. Estudié todos los cursos, seminarios y conferencias que pude con él y con todos los de la industria floral mientras estaba allá; incluidos a Jordi Cañellas, quien es el elaborador de “El Jardí de les essències”, cuyas esencias de Bach distribuimos en México. Me hice terapeuta floral profesional y también hice formación en Constelaciones Familiares. Encontré una forma de hacer terapia con mucho amor y compasión.

Este viaje me brindó una experiencia que ha sumado mucho en mi vida, al conocer una cultura diferente y ver lugares maravillosos, allá pasó algo muy del destino: salía del metro de Barcelona, caminando por la calle, vi a un chico muy guapo, él me miró y le pregunté si conocía la dirección de mi escuela, me dijo : sí , de hecho voy para allá a llevar a mi amiga Esther; resulta que ella estaría en clase conmigo, nos hicimos buenas amigas; en los primeros meses yo me quedé a vivir en Roma, para luego buscar un lindo lugar en Barcelona, y lo encontré, una hermosa familia catalana, justo la madre de aquel lindo muchacho llamado Luis, me rentó un cuarto. Me trataron increíble, no sabía que muchos años después se convertirían en parte de mi familia. Yo me regresé a América, con la ilusión de compartir todo lo aprendido.

Luis emprendió un viaje a México, su propia búsqueda. Ahí nos encontramos de nuevo, nos miramos con el alma, seguimos nuestra intuición, nuestro corazón y nuestro destino, gracias a la vida, ahora es mi compañero y esposo.

Yo le compartí la ilusión de difundir, enseñar y distribuir las flores de Bach en México. Él con todo su amor y fuerza me ha ayudado a materializar los cursos, la distribución de “El Jardi de les Essències”, y la elaboración de «Los remedios de mi nina». Y poco a poco, vamos difundiendo las flores de Bach.

luis cordon floweu sobre mi
LUIS CORDÓN

Nuestra empresa entiende de amor y de dolor, de confusiones, de emociones y de respetar los ciclos. Sabe de intuición. Por eso es una empresa humanista, que acompaña en el camino al equilibrio en el día a día. Que vive y que sueña. Que te acompaña en un camino a la felicidad, al autocuidado, al respeto y compasión por ti misma y por el otro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver detalles...
Privacidad